FEDERACIÓN ANDALUZA DE ASOCIACIONES

SOLIDARIAS CON EL SÁHARA

 

 

La Federación Andaluza de Asociaciones Solidarias con el Sahara ante la represión brutal de manifestaciones saharauis en el Sahara Occidental, quiere denunciar:

 

Desde el pasado lunes se están celebrando, en El Aaiún (Sahara Occidental), manifestaciones para protestar contra las violaciones de los derechos humanos y exigir el derecho a la autodeterminación del pueblo saharaui. Estas movilizaciones se han saldado con decenas de heridos, detenidos y personas en paradero desconocido.

La fuerte represión de las fuerzas policiales de ocupación marroquíes han causado cerca de 100 heridos, siete de ellos graves, 30 detenidos y 20 personas en paradero desconocido, así como la destrucción de decenas de viviendas de familias saharauis y varios barrios populares sitiados por las fuerzas de ocupación de Marruecos.

El territorio del Sáhara Occidental sigue viviendo bajo un completo estado de sitio militar y policial: los ciudadanos saharauis son expuestos de forma cotidiana a flagrantes violaciones de sus derechos.

La detención, intimidación y persecución de los saharauis activistas de los Derechos Humanos, por parte de las autoridades marroquíes, es una práctica común.

La detención y expulsión de periodistas extranjeros que visitan la región para informar de cerca sobre las prácticas represivas del Estado marroquí en el territorio saharaui es una realidad.

Todo ello a pesar de la presencia sobre el terreno de la Minurso (Misión de Naciones Unidas para el Referéndum del Sahara Occidental), que saben y conocen de lo que ocurre.

La constante violación de los derechos humanos en los territorios saharauis ocupados por el Reino de Marruecos, exige de la comunidad internacional una condena clara de esta situación así como el cese inmediato de estas acciones represivas y la protección urgente de la población saharaui.

Existe una relación directa entre el rechazo persistente de Marruecos a respetar la legalidad internacional sobre el tema de su ocupación ilegal del Sáhara Occidental y las graves violaciones de los Derechos Humanos que el régimen comete impunemente contra la población civil saharaui.

Vivir bajo la ocupación marroquí significa vivir con el temor a las detenciones arbitrarias, a la represión, a la tortura, al apresamiento sin proceso judicial, a los juicios injustos, a las desapariciones, todo ello sin mencionar las discriminaciones en los lugares de trabajo y el constante saqueo de los recursos naturales del Sáhara Occidental por el reino de Marruecos.

Es por tanto necesario y urgente que el Gobierno español, por las responsabilidades históricas que tiene hacia el Pueblo Saharaui, intervenga ante las autoridades de Marruecos para que:

Pongan en libertad a todos los detenidos en estas manifestaciones y a los detenidos políticos saharauis que se encuentran encarcelados en condiciones inhumanas y degradantes en varias prisiones marroquíes,

Esclarezcan los casos de las personas desaparecidas en los actos de estos días y los más de 500 casos de desaparecidos saharauis durante la ocupación marroquí,

Liberen a los presos de guerra encarcelados en secreto, la mayoría de ellos, desde hace más de 29 años,

Acepten y apliquen las resoluciones de Naciones Unidas, en particular el Plan para la Autodeterminación del Pueblo Saharaui (denominado Plan Baker) avalado por unanimidad por el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas,

Ahora más que nunca, solo un mensaje fuerte y claro de la Comunidad Internacional, y en concreto del Gobierno español, tendente a proteger los legítimos derechos de la población civil saharaui, puede tener el impacto deseado de hacer prevalecer estos derechos, internacionalmente reconocidos, y que no sean pisoteados eternamente.

En caso de que la obstinación del ocupante marroquí persista en su conducta hostil a la legalidad internacional en el Sáhara Occidental, España, como potencia administradora de iure que sigue siendo, debe tomar cuantas medidas diplomáticas, económicas y políticas sean necesarias. Incluso, España estaría llamada a reconocer oficialmente a la República Árabe Saharaui Democrática (RASD) siguiendo el reciente ejemplo de África del Sur.

Expresamos no obstante nuestra preocupación por la actual postura de alejamiento de los intereses del pueblo saharaui, por parte Gobierno socialista, y en concreto respecto a la búsqueda de una solución inmediata y definitiva de un conflicto que ha durado demasiado y causado enormes sufrimientos al Pueblo Saharaui e inestabilidad en la región.

Creemos que España, por las responsabilidades que tiene en este asunto, debe mantener una posición honorable, al menos igual a la que la tomó Portugal hacia su antigua colonia, Timor Oriental, la cual, gracias entre otras cosas, al apoyo diplomático, político y humanitario de Portugal, logró la independencia en 1999.

Estamos convencidos, por último, que la sociedad civil española, partidos, sindicatos, asociaciones, instituciones, parlamentos, ayuntamientos, ... no escatimarán esfuerzos en estos momentos para movilizarse y exigir al Rey de Marruecos, Mohamed VI, que cese inmediatamente la represión de los ciudadanos y ciudadanas saharauis de los territorios ocupados del Sahara Occidental, ponga en libertad a todos los detenidos y se comprometa a colaborar con Naciones Unidas en la puesta en marcha del Referéndum de Autodeterminación del Pueblo Saharaui, que permita a éste decidir sobre su futuro, en un Sahara libre e independiente.

Andalucía, 26 de mayo de 2005

El Presidente de la Federación,

Francisco J. Guerrero Valle
Teléfono: 687. 726.860


[Violaciones de los derechos humanos ] Communiqués, lettres, Documents...] [HOME]