CONFERENCIA INTERNACIONAL DE APOYO AL PLAN DE PAZ PARA EL SAHARA OCCIDENTAL


Ponencia
del Señor Abdeslam Zaer
Coordinador de la Associacion de Familiares de Presos y Desaparecidos Saharauis AFAPREDESA

26.09.1997

Amigos del pueblo saharaui :

Tengo el placer y el honor de presentar a esta importante Conferencia de apoyo al plan de paz para el Sáhara Occidental una breve intervención sobre la situación de los Derechos Humanos en el Sáhara Occidental. Pero antes, quisiera dirigir mis mas calorosos saludos y agradecimientos a todos vosotros por vuestra gran solidaridad con el pueblo saharaui desde la invasión marroquí el 31 de Octubre de 1975.

Un homenaje particular está dirigido a aquellas personas que han hecho posible algunos logros en los Derechos Humanos en los territorios ocupados del Sáhara Occidental en los últimos años. Esta Conferencia interviene en un momento crucial en la historia del pueblo saharaui. Dentro de pocos días se sabrá si el Plan de Paz será la solución del conflicto del Sáhara Occidental.

Desde hace más de dos décadas, las autoridades marroquíes cometen graves violaciones de los Derechos Humanos. Las crueles e inhumanas exacciones así como las matanzas perpetradas por el ejército marroquí causaron miles de víctimas y el éxodo masivo de los sobrevivientes a la región de Tinduf (Argelia), en busca de un refugio para protegerse de la barbarie de la agresión marroquí.

Durante todos estos años Marruecos violó, y continua violando los Derechos Humanos y las libertades fundamentales. Miles de detenidos, centenares de desaparecidos saharauis, deportados y toda una población privada de todo modo de contacto con el mundo exterior. Sin ninguna exageración, los territorios ocupados son un inmenso campo de concentración. Cualquier pretexto es suficiente para que cualquier saharaui pueda ser conducido hasta los centros de detención secretos : tener un miembro de su familia en el Frente Polisario, participar en una manifestación, decir, escribir o escuchar "Sáhara libre". Nadie está al cubierto de estas exacciones : niños, ancianos, mujeres y hombres de todas las edades y profesiones. Del alumno al estudiante, del obrero al comerciante, del marinero al soldado. Todos han sido objeto de los malos tratos y de la tortura. La represión alcanzó tal dimensión que no hay ningún saharaui que no haya sido afectado de cerca o de lejos por las detenciones arbitrarias. Casi la totalidad de las personas detenidas no pasan por juicio, la mayoría desaparecen.

Hasta hoy día la AFAPREDESA sigue sin tener ninguna novedad sobre centenares de desaparecidos, aunque nuevos elementos dejan pensar que ciertos desaparecidos siguen con vida. Durante muchos años, Marruecos intentó ocultar estos hechos pero cuando, bajo la presión de algunas organizaciones de defensa de los derechos y de los comités de apoyo al pueblo saharaui, liberó, en Junio de 1991, a unos trescientos, la Comunidad Internacional se ha dado cuenta de la realidad. Este país no es solamente un pequeño "paraíso" donde se pueden pasar agradables vacaciones bajo el sol, sino también el país de la arbitrariedad más cínica.

Estas liberaciones ha despertado muchas esperanzas dentro de las familias de los desaparecidos y las ONGs que defienden el respeto de los derechos humanos. Pero la realidad fue otra. De los 310 saharauis puestos en libertad, sólo seis han podido salir de Marruecos clandestinamente. Los otros están en una gran prisión sin barreras, bajo vigilancia constante. No han tenido indemnización. No se han beneficiado de ningún tratamiento médico después de tantos años de detención infernal.

Raros son los casos de saharauis que han sido "juzgados". Todos pasaron delante de tribunales sin las mínimas garantías procesales. Muchos son los saharauis que fueron asesinados. Sólo en el periodo desde que se instaló la Minurso en el territorio son más de veinte personas las asesinadas por las fuerzas de ocupación.

La presencia de la misión de Naciones Unidas para el Referéndum en el Sáhara Occidental (MINURSO) en el territorio, desde el 6 de Septiembre de 1991, no ha cambiado en nada esta situación alarmante.

El menor contacto con los cascos azules conduce a detención arbitraria, la tortura y hasta aún la desaparición ó la liquidación física. Además, miles de saharauis han sido privados de sus derechos a participar en el referéndum previsto. Cientos de saharauis han rellenado los formularios de candidatura en los Centros de Identificación marroquíes, pero no figuraban en las listas de las personas convocadas por la comisión de Identificación. Otros figuraban en dichas listas, pero las autoridades les impidieron el acceso a los Centros de Identificación de la MINURSO . (Informe del Embajador Americano Frank Ruddy, Vicepresidente de la Comisión de Identificación).

Estimados amigos,

Ante tales hechos, ante tal situación, nos sentimos muy preocupados. Es verdad que Sr. James Baker, el Enviado Especial del Secretario General de la ONU, realizó un importante avance al sentar a las dos Partes en el conflicto alrededor de la mesa de negociaciones directas, que concluyeron con la firma de un acuerdo para la aplicación del plan de paz. Pero, como todos sabemos, acuerdos no faltaron nunca, aunque siempre fueron bloqueados por Marruecos. Se trata de una nueva maniobra ?
Por todas estas razones, la población saharaui no podrá acudir a las urnas en los mismos momentos en que son perseguidos y amenazados por parte de los agentes marroquíes.

1. ¿Cuáles son las garantías que serán dadas a los saharauis para poder expresarse, circular y escoger, por sí mismos, su destino en toda libertad durante y después la operación referendaria ?

2. ¿Cómo garantizar que los diferentes aparatos represivos no intervengan en toda la etapa referendaria ?

Alejar a los servicios y órganos del Estado marroquí, responsables de graves violaciones de los derechos humanos en el Sáhara Occidental, es una de esas garantías. Y, en particular, respecto al Ejército marroquí, la Dirección de la Vigilancia del Territorio (D.S.T ), la Policía Judicial (P.J.), la Gendarmería Real, las Compañías Móviles de Intervención (C.M.I), responsables, por ellos solos, de más del 90 % de las detenciones efectuadas en el Sáhara Occidental.

La liberación de todos los presos de conciencia saharauis, la restitución de los restos mortales de aquéllos que habrían fallecido durante sus detenciones ilegales, a sus familiares y juzgar a cuantos estén implicados en las violaciones de Derechos Humanos es otra.

Finalmente, el libre acceso al territorio a todas las organizaciones de defensa de los Derechos Humanos, a los observadores independientes y a la prensa internacional es indispensable.

Por estas razones, hacemos las siguientes propuestas :

1. La cuestión de las desapariciones forzosas deben encontrar una solución antes del inicio del periodo referendario.
2. Garantizar que los restos mortales de las personas fallecidas en las mazmorras marroquíes, sean entregados a sus familiares.
3. Garantizar que las víctimas de la tortura y de los malos tratos sean debidamente indemnizados y curados.
4. Garantizar la presencia masiva de las ONGs de defensa de los Derechos Humanos, de los Observadores independientes y de la Prensa, antes y durante todo el periodo referendario. Para ello, sensibilizar para acciones concretas :

5. Ayuda materiel a la AFAPREDESA, como ONG que esta en el terreno, para que pueda llevar a cabo su labor de denoncia de toda violación de los Derechos Humanos. Solamente si se dan estas condiciones, lejos de toda presión civil o militar, es posible que pueda desarrollarse un referéndum justo y regular.

Muchas Gracias

[Conferencia internacional de apoyo al plan de paz] [Western Sahara Homepage]